Potosinos inseguros hasta en el camión

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on reddit
Share on email

Usuarios del transporte público, en específico de camiones urbanos, han denunciado un incremento de personas que abordan las unidades para consumir alcohol o drogas al interior y durante el trayecto de la ruta, en pocas ocasiones estos son obligados a bajar por el chófer, pero en su mayoría los dejan hasta que se bajan ellos mismos, lo que causa molestia e incomodidad entre los pasajeros, además de que en casos como niños o mujeres jóvenes causa temor.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el protocolo de actuación que se tiene para estos casos; el operador de la unidad debe detectarlos desde el momento en que abordan la unidad, lo que en ocasiones es imposible para los conductores, pero en caso de sorprenderlos deben obligarlos a bajar del transporte o bien notificar a las autoridades correspondientes, ya sean municipales o estatales, para que hagan que la persona infractora abandone el camión o determinar que será lo que procede, incluso los usuarios pueden denunciar a la línea de emergencia 911.

En un ejercicio rápido de encuesta, de 10 usuarios del transporte, 8 mencionaron que los operadores dejan que las personas que van consumiendo alcohol o alguna droga, en su mayoría inhalantes, continúen el viaje, siempre y cuando paguen su pasaje, sólo dos mencionaron que en alguna ocasión el chófer detuvo el camión para bajar a la persona, uno de ellos dijo que el chofer tuvo que bajar a una persona con violencia, pero en ningún caso se reportó ante la policía.

Al menos tres casos de mujeres mencionaron que prefirieron bajar del transporte por miedo, ya que además viajaban solas. Todas las personas cuestionadas dijeron que esto cada vez es más común y dejando a un lado la incomodidad que esto representa subrayaron que los operadores ignoran lo que pasa y prefieren seguir su camino, a menos de que los pasajeros le soliciten hacer algo.