Peyote, un viaje al infierno para los potosinos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on reddit
Share on email

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 24 de enero 2021.- San Luis Potosí es uno de los estados del país con una relación más abierta y enigmática con las sustancias psicoactivas, debido a la persistencia de las culturas originarias que las mantienen como un artefacto de sus vidas cotidianas, indicó el doctor en historia por la Universidad Estatal de Nueva York Stony Brook, Froylán Enciso.

Es en el estado potosino cuando surge la primera prohibición de este tipo de sustancias -recordó- gracias al Edicto del Peyote en el siglo XVIII, pues en 1726 la Santa Inquisición prohibía a los cristianos consumir esta especie hoy endémica.

“Amenazaba a los potosinos y a todos los novohispanos con que se iban a ir al infierno si consumían, al igual que las comunidades indígenas, el peyote”, recordó Enciso durante el conversatorio Cannabis y México: una relación histórica, organizado por el Colegio de San Luis (Colsan) y el Congreso del Estado de cara a la aprobación de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis en la Cámara de Diputados.
Junto con el peyote, se prohibía el consumo de todas las sustancias que pudieran relacionarse con otros dioses, entre las que se incluía la mariguana.

“El tema de la prohibición no es nuevo, no es solamente un tema de Estados Unidos y de las empresas farmacéuticas internacionales (…) tenemos un legado mucho más añejo, mucho más viejo y más profundo, que en el que la regulación de la mariguana y otras sustancias que alteran las conciencias, se relaciona con una disrupción moral”, comentó.

Añadió que por un lado, el brazo espiritual del imperialismo español condenaba al infierno a quienes consumían sustancias, pero por el otro, la corona española aprovechaba el potencial económico de la cannabis para impulsar la industrialización de la Nueva España.

Este paradigma cambió en el siglo XIX cuando los químicos europeos inventaron la cocaína, la morfina y la heroína para usarlos como tratamiento para el dolor. Sin embargo, poco después se dieron cuenta que estas medicinas provocaban dependencia, por lo que surge el problema de salud pública de la adicción. Al mismo tiempo que se recetaban estas sustancias, el gremio médico comenzó a generar conocimiento en contra de las herbolarias tradicionales y las sustancias utilizadas por los pueblos indígenas.

El especialista señaló que es en este contexto cuando surgen las primeras ideas médicas antimariguana, al establecer que a los consumidores les daría psicosis o ganas de matar gente debido a la cannabis.

“Con el tiempo nos hemos dado cuenta que no es cierto (…), y que ese conocimiento médico estaba mediado por ideas racistas y clasistas frente a nuestras herbolarias y medicinas tradicionales. Esta dispersión de ideas se agrega a las ideas morales que había emprendido la Santa Inquisición y la Iglesia católica durante la Colonia”, explicó.

CRIMEN ORGANIZADO POR LA PROHIBICIÓN

Asimismo, la doctora Laura Atuesta, Coordinadora del programa de Políticas de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), explicó que la militarización y la política prohibicionista contra sustancias como la mariguana ha desatado el crimen organizado.
Recordó que a lo largo del siglo XX y lo que va del XXI se han realizado diversos operativos militares: el primero en 1977 cuando ocurrió la Operación Condor; después, en el gobierno de Vicente Fox, comenzó el operativo México Seguro. Para las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, se continuó con los operativos conjuntos o militares.
La especialista agregó que existe una relación entre los operativos militares, la evolución del crimen organizado y la violencia, la cual ha incrementado a partir de 2008 y que concuerda con los operativos durante el sexenio de Calderón.

México a la vanguardia

En otra mesa de discusión del Colsan, llamada Los efectos sociales y políticos de la legalización de la cannabis, la maestra Zara Snapp explicó que en el ámbito internacional, México fue el tercer país en el mundo en regular cannabis para uso adulto después de Uruguay y Canadá.
Después se cuenta con los 15 estados en Estados Unidos que han regulado para uso adulto personal, pero se continúa con una prohibición a nivel federal, por lo que no puede considerarse como una jurisdicción que ha regulado por completo.
En este aspecto, señaló que México es un país vanguardista al tomar el paso de cambiar el paradigma, pues también fue la primera nación en hacerlo con una visión de justicia social y como productor de la planta.
Reconoció que no se eliminará al completo el mercado ilegal, pero “sí se disminuirá”.

GRAN PASTEL

México es el segundo país productor de mariguana a nivel mundial.
Más de siete millones de mexicanos entre los 18 y los 65 años la han probado.
En 1927, prohibió la exportación de la mariguana, así como su producción, venta y uso recreativo.
El 29 de abril de 2017 la Cámara de Diputados aprobó el uso medicinal del cannabis y sus derivados.
El 19 de noviembre de 2020 el Senado aprobó su legalización y despenalización para su uso medicinal y recreativo.
Febrero de 2021 la Cámara de Diputados podría autorizarla en definitiva.

Fuente: Colegio de San Luis